Follow by Email

martes, 21 de mayo de 2013

¿Por qué una empresa?

Con la que está cayendo una empresa parece una locura. Y es que ya no te vale con montar la zapateria en el local de la esquina de tu barrio y ale, ya tienes para comer.

Las cosas estan muy pero que muy mal para nosotros los jóvenes, incluso para los más preparados. Le tienes que dar gracias a un señor con traje porque te está dando unas prácticas de 40 horas semanales por 250 € al mes y es una oportunidad única...de que te exploten.


Me negué, mi tiempo vale muchísimo más que eso. Que no quería ni jefes ni jefes de jefes ni darle las gracias a alguien por hacerle ganar dinero. Es un acuerdo de ambas partes, yo te hago ganar dinero y tu me haces ganar dinero a mi. No te pienso dar las gracias por nada.

Y al final del túnel...entre nieblas y sombras apareció una luz: una empresa. Empezar una empresa desde 0, y no una copia de otra empresa ni algo que ya existe. Tenía que ser mi hija de papel y tinta, mi manera de ganarme la vida conseguida por mi con mi esfuerzo (llámame ególatra).

Es un esfuerzo creativo impresionante. Creas algo de 0 que además tiene que funcionar bien. Y claro, el dueño eres tú si sale bien sera tu culpa y si sale mal sera tu culpa.Te elevas tu, o caes tu.



¿Por qué una empresa? Porque cada día tengo más claro que esto es lo que me gusta. Es una aventura constante y un aprendizaje constante. Te obliga a seguir para adelante porque no hay una marcha atrás porque cuanto más te esfuerces más vas a conseguir.

Y eso que aun no tengo montada la empresa, imaginaros cuando esté...

Rubén Perales, fundador de DI.




No hay comentarios:

Publicar un comentario