Follow by Email

martes, 21 de mayo de 2013

Casos reales

Imaginaos un puesto de vendedor-reponedor-pringado indet. en unos grandes almacenes en una gran empresa. Lo tenéis en mente ¿si?. Quiero que os sintáis un vendedor-reponedor-pringado indet., habéis nacido para ello y es vuestra vida.

Llega el jefe 1 y estas tú a tus cosas, poniendo alarmas o atendiendo o recibiendo la bronca de un cliente que por otro lado ni es cosa tuya ni es tu problema ni es culpa tuya. El jefe amablemente te pide que hagas la cosa A propia de tu puesto de vendedor-reponedor-pringado indet..

Inmediatamente te pones a hacer la cosa A que te lo ha dicho el jefe y para algo es el jefe (llámame loco). Aparece el jefe 2 y te ve. Te llevas la bronca correspondiente por estar haciendo la cosa A que te ha mandado el jefe 1ya que según el jefe 2 el jefe 1 no tiene ni idea.

Se repite esta escena sistemáticamente durante 3 horas del jefe 1 al 4 y de la cosa A a la F. Así pase el 60% del tiempo de trabajo de las pasadas navidades, un 20% del tiempo total de navidades. E imagino que así es la vida de millones de trabajadores.

No os preocupéis chicos, cuando tenga mi empresa prometo no hacer esto.

Un saludo

Rubén Perales, fundador de DI.

No hay comentarios:

Publicar un comentario